Saltar al contenido

Descubriendo los maravillosos bodegas y viñedos en Agrelo

Descubriendo los maravillosos bodegas y viñedos en Agrelo

Si te apasiona el vino y estás en la búsqueda del lugar perfecto para degustar los mejores vinos de Mendoza, Agrelo es una parada obligatoria. Conocido como uno de los polos vitivinícolas más importantes de la provincia, este distrito cuenta con una amplia oferta de bodegas y viñedos, donde podrás vivir una experiencia enoturística inolvidable. Descubre el encanto de Agrelo y déjate seducir por los sabores y aromas de sus vinos únicos. En este artículo, te invitamos a conocer las mejores bodegas y viñedos de Agrelo, para que puedas organizar una visita a medida y disfrutar de una experiencia única en el mundo del vino.

Bodegas y viñedos en Agrelo

1. Pulenta Estate Winery

Descubrir los maravillosos bodegas y viñedos en Agrelo es una experiencia que no te puedes perder, y la visita a Pulenta Estate Winery fue una de las mejores que tuvimos. La atención de Maria Pia fue excepcional, ya que su pasión por el proceso de elaboración del vino se veía reflejada en cada detalle de la visita. Además, los vinos que degustamos superaron nuestras expectativas. La relación costo-calidad es excelente y, en definitiva, fue una experiencia redondita que recomendamos a todos los amantes del vino.

La degustación de vinos y quesos en Pulenta Estate Winery fue espectacular. Tuvimos la suerte de contar con la atención de Maria Pia, que nos hizo sentir súper cómodos y nos brindó toda la información necesaria para entender el proceso de elaboración del vino. La vista desde la bodega es preciosa y la atención del personal es de primer nivel. Sin duda, fue una experiencia excelente que recomendamos a todos los viajeros.

Pulenta Estate Winery

La guía Victoria nos hizo vivir una experiencia maravillosa en la visita a Pulenta Estate Winery. La atención del personal fue excepcional durante todo el recorrido, y las instalaciones son espectaculares. Los vinos línea Pulenta estuvieron a la altura de nuestras expectativas, aunque quizás no nos volaron la cabeza como esperábamos. En definitiva, recomendamos visitar Pulenta Estate Winery por la excelente atención del personal y la belleza del lugar.

2. Bodega Chandon

En nuestra experiencia en Bodega Chandon, pudimos apreciar la belleza y el cuidado con el que se conserva el lugar. Desde el primer momento, nuestra guía Luz nos recibió con amabilidad y nos guió en un recorrido detallado sobre los procesos de fabricación de los espumantes. Además, nos enseñó el hermoso parque que rodea la bodega. Aprendimos mucho y nos sorprendió la pasión que Luz demostraba por su trabajo. En la degustación, pudimos probar tres espumantes diferentes, y quedamos con ganas de probar más. Una de las mejores partes del día fue el picnic que elegimos hacer, que incluía una canasta repleta de delicias, todo acompañado por dos espumantes de la casa. Una experiencia que superó nuestras expectativas y recomendamos ampliamente.

Uno de los puntos fuertes de Bodega Chandon es el compromiso de su personal. Teníamos altas expectativas para nuestra visita, y nuestra guía Aldana las superó con creces. Desde el principio, se notó su empatía y su disposición para responder preguntas y brindar información sobre la bodega. Su conocimiento del proceso de fabricación y de los productos fue impresionante. La degustación fue variada y pudimos probar diferentes espumantes. Incluso pudimos hacer nuestro propio assemblage, lo cual fue una experiencia muy enriquecedora. La alimentación durante la visita fue otra grata sorpresa. Tienen opciones deliciosas para celíacos y los platos son elaborados con sofisticación y calidad. Un lugar que definitivamente visitaremos otra vez.

Bodega Chandon

Si bien en nuestras visitas a bodegas anteriores hemos tenido algunas limitaciones en cuanto a accesibilidad, en Bodega Chandon no fue el caso. Salvo por un problema con el elevador que resultó complicado para algunas personas con discapacidad, la bodega es fluida y de fácil acceso. El personal altamente capacitado y amable hace que la visita sea un placer. El almuerzo que disfrutamos fue súper satisfactorio, e incluyó un menú exquisito y porciones adecuadas. La atención, sumada al hermoso parque y las explicaciones detalladas de Melina, hicieron de nuestra segunda visita a Bodega Chandon una experiencia muy gratificante. Recomendamos este lugar para cualquier persona que quiera conocer más sobre la elaboración de espumantes y disfrutar de un día de campo de primer nivel.

3. Bodega Budeguer

Al visitar la Bodega Budeguer en Agrelo, quedamos gratamente sorprendidos con la calidad del recorrido y la atención brindada por el personal de la bodega. Nuestra guía, Rocío, fue excelente en todo momento. Nos brindó una visita completa a la bodega y sus viñedos, explicándonos detalladamente cada uno de los procesos involucrados en la producción de vino. Además, Rocío demostró estar muy bien informada sobre el medio ambiente y cómo Budeguer trabaja de manera sostenible. Los vinos de Budeguer son de una calidad excepcional y la degustación vino acompañada de quesos y frutos secos, algo que se agradece mucho. También nos encantó el detalle de los jarrones con rosas frescas por toda la bodega, un toque muy elegante que demuestra el cuidado en cada detalle.

Otra ventaja de Bodega Budeguer es su accesibilidad. Desde Mendoza es muy fácil llegar, lo que hace que sea una opción muy conveniente para aquellos que buscan una experiencia vitivinícola cercana a la ciudad. Además, el paisaje que se puede observar desde la bodega es impresionante. Los viñedos se extienden alrededor de la bodega, brindando un paisaje naturalmente hermoso.

En resumen, Bodega Budeguer es una excelente opción para aquellos que buscan una experiencia completa enológica en Agrelo. La atención del personal y la calidad de sus vinos son insuperables. Agradecemos especialmente la guía de Rocío, quien hizo que nuestra visita a Bodega Budeguer fuera una experiencia inolvidable. La estructura de la bodega es moderna y elegante, y la ambientación con toques tucumanos es un detalle muy apreciable. En definitiva, Bodega Budeguer es una excelente opción para quienes disfrutan de los buenos vinos y quieren conocer más sobre su producción.

Bodega Budeguer

Sin embargo, la única desventaja que encontramos fue el costo. La tarifa de la degustación es un poco elevada en comparación con otras bodegas de la zona. A pesar de ello, creemos que vale la pena el precio por la calidad de la visita, la atención y los productos que se ofrecen.

4. Bodegas Belasco de Baquedano

Descubrimos las Bodegas Belasco de Baquedano, un lugar que nos sorprendió desde el primer momento. Con una ubicación privilegiada en Agrelo, la bodega nos recibió con una completa y cordial guía que nos llevó a conocer todos los recovecos de su producción y nos hizo probar los mejores vinos de la casa. Si visitan el lugar en un día de sol, no pueden perderse la vista desde su terraza, una experiencia única que nos dejó sin palabras.

Sin embargo, no todas las opiniones son favorables. Algunos visitantes comentan que la experiencia en Bodegas Belasco de Baquedano fue costosa y decepcionante. En su caso, el servicio no estuvo a la altura del precio pagado, la comida no fue de su agrado y no recibieron explicaciones sobre el maridaje de cada vino. Además, no pudieron acceder a la visita guiada por la bodega y no recomiendan la experiencia en absoluto.

Bodegas Belasco de Baquedano

En nuestro caso, podemos decir que quedamos encantados con la excelencia de los vinos y el hermoso lugar donde se producen. Ya que la bodega cuenta con una vista sobre Los Andes imperdible y un recorrido completo que nos dejó fascinados. Nos pareció muy instructiva la sala de aromas, donde pudimos apreciar todos los descriptores que se encuentran normalmente en el vino. Definitivamente, una experiencia súper recomendable que dejó una huella en nosotros.

5. Bodega Catena Zapata

Bodega Catena Zapata es sin duda una de las mejores visitas de bodegas en Agrelo. La guía Johana fue excelente y las instalaciones elegantes y súper ordenadas. Además, la experiencia de cata con música es algo único que definitivamente recomendamos. La calidad del vino es inmejorable y estamos seguros de que volveríamos 500 veces. Como desventaja, sí notamos que la visita no es apta para aquellos que no beben vino, ya que no teníamos claro si había opciones para ellos y el costo de la visita para ellos podría ser el mismo que para aquellos que degustan el vino.

Nos encantó la visita a esta bodega, que es un lugar hermoso y moderno en excelentes condiciones. La calidad de los vinos es realmente destacable y la experiencia de crear nuestro propio vino fue súper divertida. Sin lugar a dudas, recomendaríamos visitar Bodega Catena Zapata para experimentar algo único y divertido. Como ventaja, encontramos que esta bodega es apta para todo tipo de visitantes y la visita guiada fue muy completa e informativa.

Bodega Catena Zapata

Si buscas una experiencia diferente en una bodega, la experiencia blending games de Bodega Catena Zapata es perfecta. Disfrutamos mucho de la explicación y aprendimos mucho sobre el trabajo del enólogo al combinar distintas variantes para crear nuestro propio vino. Como ventaja, esta experiencia aporta mucho valor agregado y te ayuda a entender aún más la elaboración del vino. Como desventaja, no estamos seguros si la visita es adecuada para niños o aquellos que no beben vino, ya que esta experiencia se centra en la elaboración del vino.

6. Viña Las Perdices

Si estás buscando una bodega en Agrelo para hacer una visita y degustación de vinos, ¡Viña Las Perdices es una excelente opción! Como nos sucedió a nosotros, la atención es de lo mejor, te hacen sentir muy bienvenido y cuidan cada detalle. Puedes elegir diferentes tipos de degustaciones, desde las más simples hasta la tope de gama; nosotros optamos por esta última y no nos decepcionó en absoluto, especialmente con el maridaje de quesos y frutas secas para acompañar los vinos. Además, la bodega ofrece la oportunidad de comprar vinos y aceites de oliva para llevar a casa y recordar la experiencia.

Las instalaciones de Viña Las Perdices no decepcionan, desde la estética del lugar hasta la visita guiada que te ofrece conocer los procesos desde el inicio. Es realmente hermoso, y con la guía de Carolina, que es una sommelier apasionada y con mucho conocimiento, la visita se vuelve muy amena y educativa. La degustación de espumantes también nos sorprendió gratamente, ¡y fue la mejor que hicimos en nuestra estadía en Mendoza! Sin duda, uno de los atractivos de la bodega es la pasión y profesionalismo que transmiten todos los integrantes del equipo.

Viña Las Perdices

Aunque la visita a la bodega es sencilla, básica pero buena, la experiencia en general es de lo mejor que encontrarás en Agrelo. Realmente, fue una de las mejores bodegas que visitamos en Mendoza, ¡y eso que hay muchas opciones! Por eso, si eres un amante del vino, no puedes dejar de visitar Viña Las Perdices para probar sus excelentes vinos, disfrutar del maridaje y conocer sus procesos y estética única. Definitivamente, ¡repetiremos!

7. Finca Decero

Descubrir Finca Decero resultó ser una experiencia maravillosa, donde se combina la belleza natural de la cordillera de los Andes con los viñedos más exquisitos. Además, la posibilidad de disfrutar de una cena en el balcón con una vista impresionante, mientras saboreamos vinos de excelente calidad, fue algo que nos cautivó. Si bien el menú de pasos no es algo que se adapte a todos los paladares, la comida en general estuvo a la altura del concepto gourmet que ofrecen. Destaco la amabilidad y el profesionalismo del personal que nos atendió, especialmente Lucas, quien se encargó de explicarnos cada detalle sobre los vinos que estábamos disfrutando.

Al leer algunas reseñas negativas sobre el lugar, pensamos que quizás no era tan bueno como decían. Sin embargo, cuando lo visitamos, nos dimos cuenta de que esas opiniones no reflejan la realidad de una experiencia en Finca Decero. Es cierto que la degustación de vinos puede ser un poco breve y limitada, pero considero que el valor agregado del lugar no se encuentra en probar una gran cantidad de vinos, sino en disfrutar de la vista, la comida y los vinos finos y fáciles de tomar.

Finca Decero

En definitiva, puedo decir que Finca Decero es una bodega que deja huella y que volvería sin duda alguna. El lugar es hermoso, la atención es excelente y la combinación de platos y vinos es una experiencia que no se puede perder. A aquellos que esperan conocer Mendoza y quieren disfrutar de algo diferente, los invito a que visiten Finca Decero y comprueben por sí mismos lo que tienen para ofrecer.

8. Bodega Piattelli

Si estás buscando una experiencia única en Agrelo, definitivamente deberías visitar Bodega Piattelli. Desde el momento en que llegamos, la atención fue inigualable. Nuestra guía, Agustina, nos llevó a recorrer la bodega y nos explicó todo el proceso de elaboración del vino. Lo que más me gustó fue que nos permitieron ver algunos tanques de vino, lo cual no pudimos hacer en otras bodegas. Además, la degustación que hicimos comparando vinos mendocinos con salteños fue sumamente interesante.

Sin duda alguna, la comida y los vinos fueron lo mejor de nuestra visita. El menú de degustación de 4 pasos es una experiencia gastronómica que no te podés perder. Cada plato fue una verdadera delicia y estuvo perfectamente maridado con los vinos de la bodega. Y hablando de los vinos, son simplemente excepcionales. En particular, me encantó el Trinita.

Aunque el precio puede ser un poco elevado, realmente creo que vale la pena. La ubicación de la bodega es inmejorable, con una hermosa laguna de riego y viñedos de fondo. El servicio fue excelente y la atención de todo el personal fue impecable. Si me preguntan, definitivamente volvería a Bodega Piattelli.

Bodega Piattelli

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la recorrida por la bodega puede ser bastante corta en comparación a otras bodegas. Aunque esto no me importó mucho, ya que me pareció que la degustación y la comida fueron lo más destacado de la visita. En resumen, si querés conocer una bodega con excelente atención, una deliciosa comida y unos vinos excepcionales, Bodega Piattelli es una excelente opción.

Esperamos que este artículo les haya despertado la curiosidad y el interés por conocer más sobre los maravillosos bodegas y viñedos situados en Agrelo. La región vitivinícola de Mendoza, Argentina, es una joya aún por descubrir para muchos viajeros. Si tienen alguna experiencia que quieran compartir con nosotros, o si necesitan recomendaciones para su próximo viaje a la zona, no duden en interactuar con nosotros en los comentarios. ¡Será un placer conocer sus puntos de vista y ayudarles a planear una experiencia única enológica en Agrelo!