Saltar al contenido

Las mejores actividades para niños en Buenos Aires

Las mejores actividades para niños en Buenos Aires

Buenos Aires es una ciudad llena de vida, cultura y diversión, haciendo de ella un destino ideal para toda la familia. Con un sinfín de actividades y lugares para visitar, la capital argentina ofrece una amplia gama de opciones para niños de todas las edades. Desde recorridos por los principales sitios turísticos hasta experiencias gastronómicas y culturales únicas, los pequeños tendrán la oportunidad de descubrir la ciudad y vivir momentos inolvidables. Aquí te presentamos algunas de las mejores cosas que hacer en Buenos Aires con niños para que puedas disfrutar al máximo de tu viaje.

Cosas que hacer en Buenos Aires con niños

1. Puerto Madero

Puerto Madero es una opción interesante para visitar con niños debido a sus numerosas opciones para comer y pasar un rato agradable. Sin embargo, hay que ser cuidadosos al momento de escoger un restaurante, ya que no todos ofrecen comida fresca y de calidad. La vista al río de la Plata y el contraste entre edificios antiguos y modernos lo convierten en un lugar muy atractivo para tomar fotos y pasear.

Es importante tener en cuenta que los precios de los restaurantes en Puerto Madero pueden ser elevados, y que hay opciones más económicas y gustosas en otros barrios de Buenos Aires. Además, algunos de los restaurantes están sobrevalorados y ofrecen una atención mediocre. Sin embargo, la variedad de opciones es amplia y los bares con música en vivo pueden ser una buena opción para una noche en familia.

Puerto Madero

Una de las ventajas de Puerto Madero es su seguridad, lo que lo convierte en un lugar ideal para pasear durante todo el día. Además, cuenta con la belleza única del puente de la Mujer y el Río de la Plata como paisaje de fondo. Recomiendo encarecidamente la experiencia de visitar Puerto Madero, pero prestando atención a la elección del restaurante para disfrutar de una buena comida con la familia y no gastar en exceso.

2. Recoleta

Recoleta es, sin duda, uno de los barrios más bonitos de Buenos Aires. Con su arquitectura francés y una gran cantidad de parques y jardines, hace que uno se sienta en Europa. Una gran ventaja de Recoleta es la accesibilidad para caminar tranquilamente por sus calles y disfrutar de todas las bellezas que ofrece. Tuvimos la suerte de encontrar un tour gratuito con guías naranjas que nos mostraron la historia y las curiosidades del barrio, lo que fue muy útil para comprender mejor la cultura porteña. Definitivamente recomendamos este tour.

Otra gran ventaja de Recoleta es la gran cantidad de bares y restaurants con vista al cementerio, una vista impresionante que no se encuentra en ningún otro lugar. Además, la comida y los tragos son excelentes y los precios son competitivos. Uno de los bares que se destacó fue La Biela, un lugar emblemático en Buenos Aires con años de historia y una decoración impresionante, sin duda una visita obligada.

Recoleta

La Recoleta tiene algo para todos y ofrece una gran cantidad de actividades tanto para los adultos como para los niños. Los parques son una hermosura simplemente imposible de pasar acompañado de una buena comida o comiendo un buen helado en las que se encuentran en cada rincón del barrio. Además, el cementerio de la Recoleta es otro imperdible, lleno de historia, arquitectura y hasta excentricidades que lo hacen único en su tipo. Sin duda, un barrio lleno de encanto y belleza.

3. Jardin Japones

Uno de los lugares más impresionantes que encontramos para visitar con niños en Buenos Aires fue el Jardín Japonés, un oasis de paz en medio de una ciudad tan ruidosa y agitada. El entorno es bellísimo, con un estanque lleno de peces de colores y un bosquecito muy bien cuidado de bonsai, puentes al más puro estilo japonés y detalles de paisajismo muy cuidados. Se puede sentir una sensación de tranquilidad y relajación, y los niños disfrutan de correr por los jardines y observar los animales y plantas con mucho interés.

Aunque el acceso al jardín es de pago, vale la pena el costo. El lugar es muy bien mantenido y nos mantuvo entretenidos durante al menos una hora y media. Si bien sería ideal que permitieran sentarse en el pasto para poder disfrutar más tiempo de esparcimiento, lo que sí existe es un restaurante japonés ideal para comer algo antes o después del recorrido. Para nosotros, ha sido una de las mejores actividades para hacer con niños en Buenos Aires, con una mezcla perfecta de aprendizaje, entretenimiento y naturaleza.

Jardin Japones

Más allá de que algunos lo consideren un simple parque, creemos que el Jardín Japonés debe estar en la lista de actividades que hay que priorizar con niños en Buenos Aires. Es cierto que hay muchos espacios verdes en la ciudad, pero este lugar es especial. Solo entrar y escuchar la música te transporta a otro lugar, puedes olvidarte por un momento que estás en Buenos Aires. La tienda de souvenirs es una buena oportunidad para comprar alguna cosa linda y un recuerdo del lugar que sin dudas, será inolvidable. La entrada es accesible y la atención es muy buena. ¡Muy recomendable!

4. Bosques de Palermo

Los Bosques de Palermo son una opción perfecta para llevar a los niños a disfrutar de la naturaleza y hacer actividades al aire libre. Es un lugar hermoso y emocionante donde se puede pasear, andar en bici o patinar. Los lagos son una maravilla y siempre hay algo interesante para observar. Lamentablemente, cuando fuimos, el planetario estaba cerrado, pero definitivamente volveríamos para ver una de las proyecciones.

Durante el verano, este lugar es ideal para pasar tiempo con la familia y amigos. Es un espacio muy grande y cuidado que da la oportunidad de hacer un picnic y disfrutar del sol. Los bebederos y baños hacen que sea muy conveniente para las familias. Además, es accesible para sillas de ruedas, andadores, carritos de bebés y cualquier persona que quiera disfrutar de la naturaleza en su mejor momento.

Bosques de Palermo

En los Bosques de Palermo uno puede encontrar la tranquilidad y disfrutar de una buena lectura o simplemente contemplar la belleza salvaje que hay alrededor. Este lugar es muy cuidado y amigable con el medio ambiente. Personalmente, creemos que hay que devolverles la belleza y cuidarlos juntos con los más jóvenes para mantenerlos vivos y llenos de vida. En resumen, recomendamos este lugar para todas las edades, es una forma de disfrutar lo mejor de la naturaleza en Buenos Aires.

5. Palermo

Palermo es un barrio vibrante que ofrece una amplia variedad de actividades para familias con niños. Una de las principales ventajas que nos llamó la atención fue la seguridad policial en la zona, algo que no debería ser pasado por alto en una gran ciudad como Buenos Aires. Además, quedamos impresionados por la cantidad de bares, restaurantes y terrazas que hay en la zona, lo que nos ofreció una selección de opciones gastronómicas para todos los gustos.

Otra de las ventajas que encontramos en Palermo es la facilidad para encontrar estacionamiento en la calle, y si no lo encontrás, hay muchas cocheras disponibles en la zona. Además, nos pareció que el barrio tiene una gran cantidad de negocios pintorescos y distintivos en los que se pueden encontrar objetos únicos y auténticos. La amplia variedad de restaurantes también es una gran ventaja, lo que hizo que disfrutáramos de una variada selección gastronómica durante nuestra visita.

El verde y los jardines presentes en todo el barrio de Palermo son una de las principales atracciones turísticas, y el barrio es conocido como uno de los pulmones de la ciudad. Este barrio también es un refugio para la arquitectura histórica e impresionantes edificios antiguos, muchos de los cuales son embajadas. Nos pareció que el barrio es pintoresco y agradable para caminar, y fue una gran experiencia ver algunos de los edificios y sitios históricos que datan de la época de esplendor de Buenos Aires.

Palermo

En general, recomendaríamos Palermo como una excelente opción para familias con niños que buscan comodidad, seguridad y una amplia variedad de opciones gastronómicas. Si te alojás en Palermo, tendrás fácil acceso a muchos de los principales lugares turísticos de Buenos Aires, algo que nos encantó de esta zona. Si estás buscando un barrio tranquilo que no se encuentre lejos de todo lo que la ciudad tiene para ofrecer, Palermo es una excelente opción.

6. Palermo Soho

Palermo Soho es el lugar ideal para aquellos que quieren pasear, tomar un café o helado en lugares muy bien cuidados, y hacer compras en locales de ropa de diseño. A nosotros nos encanta visitar esta zona cada vez que vamos a Buenos Aires. La oferta gastronómica es muy variada y siempre encontramos algo nuevo para probar. Además, los locales están muy bien ambientados y la atención es excelente. La única desventaja es que los precios pueden ser un poco elevados en comparación con otros lugares de la ciudad.

Además de ser un lugar fabuloso para ir de compras, Palermo Soho es uno de nuestros sitios favoritos para disfrutar de una agradable caminata. Es muy seguro y podemos escuchar a personas de todo el mundo hablando en distintos idiomas en los bares y restaurantes. Por las noches, esta zona se vuelve especialmente hermosa, ya que la iluminación de los locales, el arte callejero y la arquitectura crean una atmósfera única. En cuanto a la oferta de ropa, encontramos desde locales de alta gama hasta tiendas artesanales, ideales para aquellos que buscan algo distinto.

Palermo Soho

Para las familias con niños, Palermo Soho también es una excelente opción de entretenimiento. Recorrimos las calles y encontramos lugares para todas las edades y gustos, desde locales de venta de ropa hasta bares temáticos. La zona de outlets, en Guruchaga altura 1000 hacia abajo, ofrecía buenos precios, aunque no eran tan bajos como esperábamos. La recomendación es recorrer cada calle y sus laterales para no perdernos nada. La única precaución que hay que tener es cuidar los artículos personales en los lugares más concurridos. En resumen, Palermo Soho es una visita obligada para aquellos que buscan una experiencia única en Buenos Aires.

7. Centro Cultural Kirchner

El Centro Cultural Kirchner es uno de los lugares más impresionantes de Buenos Aires. El edificio en sí es hermoso y, además, tiene una oferta variada de actividades que hace que siempre haya algo interesante para hacer. Desde la música hasta las exposiciones de arte, siempre encontrarás algo que te atraiga. No obstante, la señalización y los accesos pueden ser un poco confusos, lo que puede dificultar la visita.

En el Centro Cultural Kirchner, puedes recorrer diversas exposiciones de calidad con entrada gratuita, lo que lo convierte en un lugar ideal para visitar con niños. Además, la terraza ofrece una vista impresionante de Buenos Aires. Aunque algunas exposiciones temporarias puedan ser un poco decepcionantes, la permanente de la estampillas y el correo es sumamente interesante. En general, la arquitectura antigua combinada con las intervenciones modernas es impresionante y permite crear un ambiente atractivo.

Centro Cultural Kirchner

Por último, es importante destacar la calidad de los espectáculos que ofrece el Centro Cultural Kirchner. Ya seas un amante de la música o del cine, encontrarás algo que te emocione. El auditorio de la «Ballena Azul» tiene una acústica impresionante y un diseño moderno que dejará al público con la boca abierta. En definitiva, no hay que dejar de visitar el Centro Cultural Kirchner si estás en Buenos Aires.

En conclusión, hemos querido proporcionarte una guía detallada de las mejores actividades para niños que ofrece Buenos Aires, una ciudad llena de opciones divertidas y educativas para toda la familia. Esperamos haber despertado el interés de tu pequeño aventurero y de toda tu familia para explorar y disfrutar de la ciudad en su totalidad. Si tienes alguna recomendación que hacernos o quieres compartir tu experiencia, no dudes en interactuar con nosotros en los comentarios. ¡Nos encantará saber más sobre tus aventuras en Buenos Aires!